El nexo entre literatura y fotografía

En La Caixeta bien se puede apreciar el vínculo que puede existir entre la buena literatura y la fotografía.

Se podría decir que hasta se complementan, pues la fotografía sirve de complemento a ese escrito, al cual acompaña, que bien puede ser de tipo investigativo, documental, bibliográfico y hasta periodístico, por supuesto, este último ejemplo no puede faltar si se habla de literatura y fotografía.

Ambos recursos vienen de la mano desde que se pensó poder explicar los fenómenos y hechos desde la literatura, pues siempre las imágenes ayudaron a comprender estas cuestiones. Estas primeras imágenes que fundamentalmente eran dibujadas, después con el auge de la tecnología, pasaron a ser fotografías, que en no pocos casos decían más que el propio texto.

En el caso del periodismo, nunca se ha pensado prescindir del nexo que existe entre las letras y la imagen, pues una está fuertemente ligada a la otra, y entre las dos, hacen que las personas sean capaces de entender las cosas en toda su magnitud.

En no pocos casos es el texto quien sirve de complemento a la fotografía, siendo esta en estos casos el recurso principal. Ejemplo de ello son los grandes fotorreportajes, en los que las imágenes llevan el peso de aquello que se quiere decir y mostrar.