La sociología de la literatura

Son muchos los autores que afirman que la literatura es el reflejo de la sociedad, es decir, que cada escritor escribe según su época, sus costumbres y sus hábitos sociales, de manera que en sus obras muestran cómo funciona la sociedad en ese momento.

Existe un método de estudio, que entre otras cosas, analiza estos factores. Se trata de la sociología de la literatura, que evalúa  las obras en clave interpretativa más allá de la configuración lingüística del texto.

sociologialiteratura

Se debe diferenciar la sociología de la literatura de la sociocrítica, una disciplina surgida dentro de la Nouvelle Critique francesa, que analiza exclusivamente las estructuras textuales y su relación con la sociedad. Mientras que la sociología de la literatura que  estudia también todo el proceso de producción, distribución, reedición y recepción de las obras.

Aunque hay muchas relaciones que se pueden establecer entre literatura y sociedad, las más empleada son dos:

  • Como forma de ilustrar la sociedad empleando el texto literario como un documento de época
  • Construir conclusiones acerca de la obra basadas en las relaciones que presuntamente ocurrieron entre las estructuras literarias y las sociales.

En este sentido, la sociología de la literatura estudia la procedencia y condición social de los autores, así como por sus ideas políticas y sociales como ciudadanos y su grado de integración en el proceso social.

sociologialiteratura2

También, busca información acerca de su clase social, sus fuentes de ingresos, sus actividades de ocio, su papel en instituciones, etc. Todo para elaborar al completo como era la vida del autor en sociedad.

Una de las vertientes de la sociología de la literatura es el marxismo y los estudios literarios quienes buscaban explicar la influencia de las condiciones económicas en la literatura y a señalar cómo debía ayudar en el camino hacia el socialismo.

Uno de sus máximos representantes fue Lukács, un crítico marxista que considera que el novelista no debería renunciar a la totalidad como perspectiva, es decir, que su obra artística sea un  un reflejo del mundo no una muestra de sus conocimientos. Para ello, el escritor debe aspirar a la máxima transparencia y no deformar los objetos sobre los que escribe.

Otro de los más importantes contribuidores a la sociología de la literatura, fue Terry Eagleton, quien propuso estudiar las obras literarias a partir de unos niveles que se relacionan y articulan en un proceso continuo.

De esta manera, se pretende distinguir qué parte de las obras literarias son un reflejo del autor y cuáles de la sociedad.